lunes, 15 de julio de 2013

LAS GOLONDRINAS DE KABUL

"Se puede saber todo acerca de la vida y de los hombres, pero que en realidad no sabemos nada de nosotros (...). Deja de atiborrarte la cabeza de ideas falsas, de preguntas irresolubles y de razonamientos inútiles. El hecho de tener respuesta para todo no te libra de lo que oculta el mañana"

"La vida no es más que un desgaste inexorable"

"La humillación no está forzosamente en el comportamiento de los demás; a veces consiste en el hecho de no asumirse a uno mismo"
---------------------------------------------------------------------------------------------------


RESUMEN: Las golondrinas de Kabul, de Yasmina Khadra, cuenta la historia de dos parejas que sobreviven en un Kabul demolido, donde la guerra ha dejado una ciudad de escombros y miserias. La primera de las parejas, formada por Atiq y Musarat, tiene más de cuarenta años. Ella está gravemente enferma y él evita verla trabajando todo el día como carcelero. Por otra parte, están Mohsen y Zunaira, una pareja treitañera y con estudios universitarios a la que la guerra destroza dejándolos sin trabajo y sin futuro. Los cuatro malviven en esta ciudad asfixiante.

MI OPINIÓN: El ambiente de la ciudad está muy logrado. Sientes el calor, el polvo, la opresión... Los talibanes rondan armados por las calles junto con la miseria, el hambre, los mendigos y los niños. Todos se juntan en una historia de soledad y tragedia. 

La novela también sorprende por su dureza a la hora de tratar la represión social y religiosa en Kabul. Comienza con la lapidación de una mujer y no escatima en detalles. No es para gente sensible. El autor describe con todo lujo de detalles los momentos más violentos. 

Y que sea un autor es otra sorpresa... Bajo el nombre de una mujer se esconde un hombre: Mohamed Moulesseehoul, ex comandante del ejército argelino. Utiliza este seudónimo femenino para poder denunciar estos hechos sin levantar sospechas.

No me gustó el final. No entiendo la sumisión de Musarat. Para mí es un personaje demasiado abnegado y, por eso, irreal. Puede que sea un problema cultural. Como mujer occidental, el papel de Musarat es difícil de entender. Zunaira me parece más cercana.

En general, creo que es una buena novela. Está bien escrita, me gusta el estilo del autor y la historia es interesante. 

Lo mejor: La descripción del ambiente represivo de Kabul.
Lo peor: No me convence el final, pero eso es para gustos.



NOTA: 7 / 10
(ESTÁ BIEN)

 

2 comentarios:

  1. Pues otro libro que no conozco y que me apunto.
    ¡Gracias por la recomendación!
    Un besote de Lamiradadeluci

    ResponderEliminar